Medicina Interna

Doctor de medicina interna

Medicina Interna

La Medicina Interna es una especialidad médica que se encarga de la atención integral del adulto, así como del diagnóstico y tratamiento no quirúrgico y la prevención de las enfermedades. Lo más característico de esta especialidad es la visión global de la persona enferma.

En general, un médico dedicado a esta especialidad se centra en la prevención y la detección de patologías, estableciendo las actuaciones necesarias para su tratamiento conjunto.

El médico internista puede derivar al paciente con algún especialista en caso de que lo requiera dependiendo de los síntomas o los resultados de los exámenes.

Cualquier persona puede acudir a la consulta de un internista, tanto si considera que presenta síntomas que resultan difíciles de identificar con una enfermedad concreta, como si sufre varias patologías al mismo tiempo que complican un diagnóstico certero.

En algunos casos, puede pasar que el médico general derive a un paciente a medicina interna si lo considera oportuno.

A diferencia de la medicina general, que trata pacientes de todas las edades, incluyendo niños; los especialistas en medicina interna se especializan en pacientes adultos.

¿Cuáles son las enfermedades más frecuentes tratadas por un médico internista?

  • Hipertensión: Elevación de los niveles de presión arterial de manera continua o sostenida.
  • Diabetes: El cuerpo no puede regular la cantidad de azúcar en la sangre.
  • Problemas de tiroides: Se tiene un desequilibrio hormonal que puede afectar todo el organismo.
  • Colesterol alto y triglicéridos: Se aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades hepáticas: Enfermedades que impiden que el hígado funcione o evitan que el hígado trabaje bien.

¿Cuáles son las funciones del especialista?

  • Tratamiento hospitalario de pacientes con diversas patologías: autoinmunes, metabólicas, sistémicas, etc.
  • Atención integral a pacientes que tienen un mayor riesgo vascular debido, por ejemplo, a enfermedades como hipertensión arterial o diabetes
  • Asistencia a pacientes mayores con patologías como: diabetes, insuficiencia cardíaca, etc.
  • Atención a pacientes con patologías infecciosas.
  • Estudios analíticos o radiológicos.
  • Seguimiento a pacientes con enfermedades sistemáticas.
  • Tratamiento a pacientes con más de una patología.

Síntomas que indican que debes visitar a un especialista en medicina interna

  • Descompensación o fatiga al pasar algunas horas sin comer.
  • Cansancio extremo.
  • Falta de concentración y cambios de humor.
  • Aumento repentino de peso.
  • Baja repentina de peso.
  • Hipertensión arterial o tensión alta.
  • Dolor de pecho que se produce cuando se hace ejercicio.
  • Problemas renales.
  • Problemas asociados a la obesidad y manejo de esta.
  • Taquicardias frecuentes o arritmia cardíaca.
  • Asma y bronquitis.
  • Fatiga o dificultad para respirar de forma crónica.
  • Edemas o hinchazón en piernas o generalizada.
  • Diarrea de más de dos semanas.
  • Dolor en articulaciones.
  • Palidez o anemias.
  • Problemas del ácido úrico como gota.
  • Problemas del colesterol y de los triglicéridos.

Es importante acudir al médico en caso de que presentes problemas que puedan asociarse a alguna de las enfermedades mencionadas. Ellos pueden estudiar un conjunto de síntomas con el panorama general y saber enfocarse en el tratamiento adecuado o bien, derivar a un especialista.