Urología

Paciente y urólogo

Urología

La Urología es la especialidad médica encargada del diagnóstico, tratamiento y prevención de las enfermedades renales y las relacionadas con el aparato urinario, las cuales afectan a hombres y mujeres.

El urólogo también se ocupa de las enfermedades del aparato genital masculino, sin límite de edad.

Específicamente trata los aspectos morfológicos y alteraciones obstructivas relacionadas con el riñón, así como también las vías urinarias: glándula suprarrenal, retroperitoneo y región lumbar, uréter, vejiga, próstata, vía seminal, uretra, estructuras del suelo pelviano, pene, escroto, testículo y epidídimo.

¿Qué enfermedades trata comúnmente el Urólogo? 

Infecciones en vías urinarias

Que pueden presentarse generalmente debido a bacterias o a relaciones sexuales. Si estas se manifiestan con mucha frecuencia, el especialista indicará un tratamiento adecuado. En el caso de las mujeres, muchas veces estos problemas los trata un especialista en uroginecología, que es una rama de la ginecología, que se dedica a resolver problemas tales como prolapso, incontinencia de orina e infecciones urinarias a repetición, entre otras. 

Problemas de incontinencia urinaria

Este es un problema común en las personas de más de 40 años, pero a veces también se presentan en gente más joven.

Cálculo renal

Estos pueden obstruir el tracto urinario al quedar atascados en alguno de sus segmentos durante su expulsión del organismo.

Disfunciones sexuales

La disfunción eréctil, eyaculación precoz o el dolor durante las relaciones sexuales, son algunos de los motivos de visita al Urólogo. 

Tumores en el tracto genitourinario

Cuando estos atacan al sistema urinario femenino o masculino y al sistema reproductor masculino, es importante buscar la asesoría de un urólogo oncólogo.

Hiperplasia prostática benigna

Es el crecimiento benigno de la parte central de la próstata que puede comprimir la uretra. Esta manifestación que se da por la próstata aumentada, genera una obstrucción puede provocar una dificultad en el vaciamiento de la vejiga. No tiene relación alguna con el cáncer prostático, pero al igual que el cáncer, en algunos casos es necesaria la prostatectomía(extirpación de parte o de la totalidad de los tejidos de la próstata).

Infertilidad masculina

Como consecuencia de Varicocele o por otros motivos: En caso de que el problema se mayor, el Urólogo puede derivar al paciente a un centro médico urológico para ser atendido por un Andrólogo (Urólogo especializado en el estudio, exploración e investigación de la función sexual y la reproducción masculina).  

Cáncer de próstata

Esta se gatilla porque se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la próstata. Cuando el tacto rectal es sospechoso de cáncer o cuando el examen PSA (antígeno específico de la próstata) se eleva por encima de su valor normal, el Urólogo derivará al paciente a realizarse una biopsia prostática. Cuando por motivos de edad, salud y otras circunstancias del paciente, se han descartado otros métodos alternativos o bien éstos ya no son efectivos a la hora de mejorar la calidad de vida o aumentar la esperanza de vida, se puede realizar una prostatectomía ( extirpación de parte o de la totalidad de los tejidos de la próstata).

Es fundamental siempre llevar un control adecuado de salud.

En el caso de los hombres, ellos deben visitar a este especialista cuando presenten cualquier de los problemas antes señalados o una vez al año a partir de los 50 años si no tienen antecedentes negativos.

Síntomas que indican cuando visitar al urólogo

  • Hematuria (sangre en la orina). Disuria (escozor o quemazón al orinar)
  • Dolor en los riñones (cólico renoureteral) 
  • Anomalías en el pene. Puede ser una curvatura del pene muy pronunciada o algún tipo de traumatismo durante una erección.
  • Problemas de erección. 

Es importante estar siempre atentos a los cambios recién señalados. Cuidar nuestra salud debe ser prioridad para evitar problemas más fuertes en el futuro.